Tarjetas de Crédito en México

¿Quieres sacar una tarjeta de crédito? Descubre cuáles son las opciones que tienes en México.

Updated

Fact checked

Hay tarjetas de crédito para todo tipo de persona – no importa si eres estudiante, trabajador o empresario – existe más de una opción diseñada para ti. Algunas tarjetas ofrecen intereses bajos a cambio de una anualidad, mientras que otras prometen cero comisiones pero intereses más altos. Asimismo, hay tarjetas con programas de recompensas que te permiten acumular puntos para intercambiarlos por viajes, experiencias y más. Sigue leyendo para descubrir cuál es la tarjeta ideal para ti.

Comparar Tarjetas de Crédito en México

Name Product Average CAT Tasa de interés promedio ponderada anual Recompensas Ingreso mínimo anual
Tarjeta de Crédito Oro Citibanamex
70.7%
51.6%
Reciba $ 7 por cada gasto de $ 1,000 y $ 14 durante el primer mes.
$10,000
Tarjeta de Crédito Clásica Citibanamex
Tarjeta de Crédito Clásica Citibanamex
71.6%
52.6%
Reciba $ 5 por cada gasto de $ 1,000 y $ 10 durante el primer mes.
$7,000
Tarjeta de Crédito Platinum Citibanamex
Tarjeta de Crédito Platinum Citibanamex
38.8%
31.2%
Reciba $ 10 por cada gasto de $ 1,000 y $ 20 durante el primer mes.
$50,000
Tarjeta de Crédito Citibanamex Rewards
Tarjeta de Crédito Citibanamex Rewards
71.6%
52.1%
Reciba 2 puntos Thank You® por cada $ 1 durante el primer mes y 1 el resto del año.
$7,500
loading

Compare up to 4 providers

Generalmente, las tarjetas de crédito son otorgadas por las empresas bancarias, tiendas departamentales y otros comercios. En México, la variedad de opciones disponibles es bastante amplia y responde a diferentes necesidades según el tipo de cliente que las necesite.

Sin embargo, ¿cuál es “la mejor” tarjeta de crédito? La respuesta es mucho más complicada de lo que crees. La oferta es tan amplia y los requisitos tan distintos, que no existe una sola tarjeta de crédito que funcione para todas las personas. Por ello es indispensable que identifiques qué es lo que deseas y necesitas en una tarjeta, y que compares las opciones que se ajustan a dichos criterios.

Compara aquí las diversas tarjetas disponibles en México para que puedas elegir, de forma responsable e informada, la que más te convenga.

*Las ofertas comparadas en esta página se han elegido entre una gama de productos a los que finder.com tiene acceso y no son representativos de todos los productos disponibles en el mercado. Los productos se muestran sin un orden o clasificación en particular. El uso de los términos “mejor” e “ideal”, por ejemplo, no son clasificaciones de productos y están sujetos a nuestra exención de responsabilidad. Te recomendamos buscar asesoramiento financiero y considerar tus circunstancias financieras personales al comparar –y contratar­– productos.

Cómo elegir una tarjeta de crédito

Para encontrar la tarjeta de crédito ideal para ti, es importante que analices diferentes factores respecto a tu perfil, objetivos futuros, situación financiera, preferencias y necesidades:

    • ¿Para qué quiero una tarjeta de crédito? Piénsalo muy bien: ¿Es tu primera tarjeta de crédito? ¿Deseas comenzar a generar un historial crediticio? O quizás ya has manejado varias tarjetas personales, pero estás buscando una para los gastos de tu nuevo negocio. Es importante analizar esto, puesto que hay tarjetas para principiantes, empresas, y mucho más.
    • Empleo, gastos recurrentes. Si vas a tener una tarjeta de crédito, necesitas contar con los ingresos suficientes para pagar las mensualidades, incluyendo las comisiones e intereses. En algunos casos, es necesario comprobar un ingreso fijo o empleo para ser aprobado y recibir una tarjeta. Considera cuál es tu balance de gastos mensuales para decidir si realmente puedes tener una tarjeta de crédito.
    • Intereses, comisiones y anualidades. Algunas tarjetas no cobran intereses, pero sí ciertas comisiones. En otros casos es justo lo contrario. De cualquier manera, es importante que investigues antes de contratar cualquier tarjeta para no incurrir en gastos inesperados.
    • Programa de recompensas y beneficios. Hay tarjetas, como las de viajero frecuente, que ofrecen diferentes niveles y modalidades. Esta es una gran opción si lo que buscas es acumular puntos con tus comprar para gastarlos en boletos de avión, reservaciones, compras y mucho más.

Toma en cuenta estos factores y más. Asegúrate de elegir sólo la tarjeta que cumpla con todas tus exigencias, y no pierdas tu valioso tiempo intentando conseguir una tarjeta cuyos requisitos no puedes cumplir. ¡Hay una tarjeta para todos! Pero no todas son para ti.

Tipos de tarjetas de crédito

    • Tarjetas de viajero frecuente. Si te consideras un trotamundos, o si eres una persona de negocios que vuela a menudo, probablemente te interese esta opción. Estar tarjetas te permiten generar puntos en cada una de tus compras*, los cuales puedes canjear por vuelos, alojamientos, salas de espera VIP en los aeropuertos, seguros de viaje, entre otros beneficios.

* La cantidad de puntos que obtengas y las recompensas disponibles dependerán del tipo de tarjeta, el segmento y la entidad emisora.

  • Tarjetas sin comisiones por transacciones internacionales. Haz tus compras en otros países sin tener que preocuparte por pagar altas tarifas de transacción cada vez que la usas. Si viajas con frecuencia, si estás planeando unas vacaciones en el extranjero o si usas tu tarjeta de crédito para comprar en tiendas internacionales con regularidad; este tipo de tarjeta podría ser una manera inteligente de evitar costos adicionales.
  • Tarjetas con programa de recompensas. Si deseas gozar de diversos beneficios por el uso de tu tarjeta de crédito (no necesariamente para viajar), te podrían interesar los programas de recompensa que te permiten ganar puntos y elegir cómo utilizarlos: compras, tarjetas de regalo, experiencias, y mucho más. Asegúrate de que las recompensas que te interesan sean canjeables por los puntos de la tarjeta, y verifica si hay un límite puntos que puedas acumular o utilizar.
  • Tarjetas Premium, Gold y Black. Accede a tasas preferenciales, comisiones más bajas, asesoramiento personalizado, seguros complementarios y otros beneficios. Estas tarjetas suelen tener tarifas anuales más altas que otras tarjetas de crédito. Para maximizar el valor que obtienes por una de ellas, asegúrate de que realmente sacarás provecho de sus funciones para así obtener la mayor cantidad de beneficios posibles.
  • Tarjetas de bajo costo. Si lo que buscas es una tarjeta de crédito que te permita administrar tus gastos de una forma más rentable, o si no planeas utilizarla con mucha frecuencia, ésta podría ser la opción ideal para ti. Evita pagar tarifas innecesarias o anualidad. Revisa las comisiones y compara las tasas de interés: cuanto menor sea el gasto total, mejor.
  • Tarjetas de crédito para estudiantes. Una opción de bajo costo exclusiva para estudiantes. Ideal para aquellos que aún no son elegibles para solicitar otras tarjetas. Además, si se utiliza correctamente, es una gran manera de aprender a gestionar una deuda. Sólo ten en cuenta que la mayoría de las tarjetas de crédito para estudiantes requieren la apertura de una cuenta corriente.
  • Tarjetas de crédito para empresas. Las tarjetas de crédito para empresas están diseñadas para los diversos tipos de financiamiento que requiere un negocio, desde gastos comunes hasta movimientos más grandes. Algunas también te facilitan plásticos adicionales para administrar los gastos de tus empleados. Averigua si la tarjeta de tu elección ofrece seguros de cortesía o descuentos para la despensa, entre otros beneficios.
  • Tarjetas “sin contacto”. Éste es el siguiente paso en innovación. Olvídate de deslizar o introducir la tarjeta en las terminales, poniendo tus fondos en riesgo de robo. Con ellas, basta acercar el plástico a la terminal de pago o incluso usar una versión digital para hacer tus pagos a través un teléfono celular vía NFC (en ambos casos, es necesario que el negocio en cuestión cuente con la tecnología necesaria habilitada).

Si bien no existe la “mejor” tarjeta de crédito en México, la amplia gama de opciones disponibles garantiza que tienes de dónde elegir.

En todos los casos, asegúrate de comparar e investigar lo suficiente. No te dejes convencer fácilmente por los beneficios: por más llamativos que sean, siempre hay un lado no tan atractivo. Revisa las condiciones de elegibilidad, tarifas, intereses, anualidades, penalizaciones, términos y condiciones; y todo lo necesario para elegir sólo aquella tarjeta que de verdad se ajuste a tus necesidades.

Read more on this topic

Go to site