Cómo hacer un análisis técnico e interpretar el mercado de las criptomonedas

Hay mucho que ganar y perder en el volátil mercado de las criptomonedas, y si deseas tomar mejores decisiones, necesitarás comprender cómo hacer un análisis técnico.

Si eres nuevo en el mundo de las criptomonedas o en el mercado de intercambios en general, puede ser difícil comprender el formato en el que se presenta la información. Muchos exchanges y sitios web proporcionarán gráficas detalladas junto con cuadros y predicciones de precios, analizando el comportamiento del mercado. Aunque nuestro glosario podría ayudarte a comprender los términos técnicos, vale la pena investigar más a fondo sobre lo que muestran estas gráficas, para que puedas monitorear el alza y caída de tus criptomonedas de forma más precisa.

Aprende más Comienza a intercambiar

Aviso legal: Esta información no debe interpretarse como una recomendación de criptomonedas o de ningún proveedor, servicio u oferta en específico. No es una recomendación para hacer transacciones. Las criptomonedas son especulativas, complejas e implican riesgos significativos: son altamente volátiles y sensibles a la actividad de terceros. Su rendimiento es impredecible, y el rendimiento pasado no garantiza el rendimiento futuro. Considera tus propias circunstancias y pide un consejo personal antes de confiar en esta información. También deberías verificar la naturaleza de cualquier producto o servicio (incluidos su estatus legal y los requisitos reglamentarios pertinentes) y consultar a los reguladores sitio web pertinentes antes de tomar cualquier decisión. Finder, o el autor, pueden tener participaciones en las criptomonedas discutidas.

¿Qué es el análisis técnico?

Un análisis técnico es un término general que se usa cuando tomas datos existentes del mercado de criptomonedas e intentas interpretarlos con la esperanza de predecir a dónde se dirigirán posteriormente. En el mejor de los casos, esto te permitiría pronosticar cuándo el mercado tenderá a la baja o a la alza. Si se predice correctamente, esto te permite comprar cuando el precio es bajo y vender cuando es alto para obtener una ganancia.

Como esto es lo que buscan la mayoría de los usuarios, a menudo vemos correcciones naturales en los precios durante periodos cortos que no interrumpen las tendencias generales observadas en periodos largos. Si el mercado es alcista durante una cantidad de tiempo considerable, la demanda reducirá la oferta de monedas para la venta y el precio aumentará. A medida que aumenta el precio, puede que el mercado se vuelva bajista en algún momento, ya que las personas intentan capitalizar vendiendo sus monedas. A medida que se venden, la oferta comienza a superar la demanda, lo que hace que el precio baje.

Estos cambios pueden ocurrir en días, o en horas, y son lo que buscan los usuarios para obtener una ganancia. Sin embargo, aquellos que desean ganancias a un plazo más largo deberán buscar, por ende, periodos más largos (semanas, meses o años) para encontrar orientación sobre las tendencias generales. Esto evita que vendan en un momento de pánico durante una caída de precio, que en realidad podría ser sólo una corrección natural después de un periodo de alza de precios.

Hacer un análisis técnico de una moneda te ayuda a interpretar el mercado. Implica examinar las gráficas de precios y los gráficos de diferentes maneras, y buscar un consenso dentro de esa información para intentar predecir hacia dónde se dirige el mercado. En esta guía, analizaremos los elementos más comunes que verás en una gráfica y explicaremos cómo funcionan, qué te están diciendo y cómo se cruzan entre sí.

Antes de comenzar, también es importante recordar que no puedes estar seguro de lo que sucederá en el futuro. Un análisis técnico utiliza lo que ya ha sucedido para intentar predecir lo que ocurrirá en el futuro, pero nada es seguro. No es posible predecir lo que sucederá en el futuro; en especial con el mercado de las criptomonedas, donde los medios de comunicación, las figuras públicas, las ballenas (usuarios ricos que pueden comprar/ vender grandes volúmenes) y los gobiernos pueden tener un impacto repentino y significativo en los precios.

Por lo tanto, en lugar de predecir, un análisis técnico te permite prepararte de la mejor forma posible para intercambiar a futuro.

How to read a candlestick

¿Cómo funciona un gráfico de velas?

Los gráficos de velas son los objetos en forma de rectángulo color verde o rojo/ rosa dentro de una tabla, con líneas que salen de la parte inferior y superior de la misma. La forma del rectángulo con la línea fuera de la parte superior se asemeja a un candelabro; y de ahí el nombre. Entonces, ¿qué es lo que quiere decir?

El rectángulo en sí muestra el espacio entre el balance de apertura y de cierre de esa moneda durante el periodo que estás buscando. Entonces, si estás viendo el precio de una moneda por día, la parte rectangular de color de cada candelabro mostrará la diferencia entre el saldo de apertura y el saldo de cierre de ese día. Si la vela es verde, la parte inferior de ese rectángulo muestra el precio de apertura y la parte superior de ese rectángulo muestra el precio de cierre. El verde es bueno porque significa que el valor de la moneda aumentó durante ese día.

Si la vela es roja, quiere decir que el precio de apertura está en la parte superior, y el precio de cierre en la parte inferior. Esto indica malas noticias, pues significa que el valor de tu moneda bajó durante el día. Pero esto no es todo.

Las “mechas” que salen del rectángulo en la parte superior e inferior muestran el rango de precios más alto y más bajo dentro de ese día. Por ejemplo, durante un periodo de 24 horas, es posible que una moneda haya comenzado con un precio de $10 y haya cerrado a $20. Sin embargo, en algún momento durante el día pudo haber bajado a $5 y aumentado a $30. Esto no sólo muestra los precios de apertura y cierre; sino la volatilidad del mercado dentro de cada periodo de 24 horas.

Cuanto más volátil sea el mercado, mayor será la posibilidad de que la ganancia (o pérdida) que sufrió tu moneda a lo largo del día continúe o se corrija al día siguiente. Esto es porque muestra si el mercado se está expandiendo hacia abajo más de lo que se está expandiendo hacia arriba, o viceversa. También puede mostrar si el mercado se está consolidando. Esta información te puede indicar si es probable que el precio de una moneda suba o baje.

Imagina un escenario donde la mecha en la parte superior de la vela es muy corta. Esto sugeriría que la moneda está en alza ya que ha terminado el día cerca de su precio más alto registrado para el día. Si la mecha en la parte superior fuera larga, mostraría que, en algún momento del día, el precio de la moneda era mucho más alto, pero la gente comenzó a venderla para obtener una ganancia. Esto sugeriría que el mercado está a punto de caer o irse a la baja.

Al contrario, si la mecha en la parte inferior de una vela es corta, sugiere que la gente todavía está vendiendo la moneda. Esto se suma a la oferta y sugiere que el precio probablemente bajará aún más. Sin embargo, si la mecha es bastante larga, entonces sugiere que el precio de la moneda ya ha bajado, y la gente ha comenzado a comprarla nuevamente, esperando obtenerla en su valor más bajo. Esto puede resultar en un movimiento ascendente al día siguiente.

Comienza a operar

How to read volume on price chart

Comprender el volumen de operaciones

Otra métrica que verás al analizar los gráficos de precios es el volumen. Hay dos tipos de volumen a considerar. Existe el volumen literal de ventas, que es la cantidad de monedas que se intercambiaron en el periodo que estás analizando (diario, semanal, mensual, etc.), y luego está el volumen de moneda fiduciaria para ese periodo.

El volumen literal, la cantidad de monedas intercambiadas, a menudo aparece como una columna en la parte inferior de un gráfico de precios. La altura de esta columna actúa como un identificador visual del volumen, y el color indica si ese volumen tendió a ser bajista (ventas) o alcista (compras). El volumen es importante porque muestra cuán serio es un mercado alcista o bajista. Cuanto mayor sea el volumen de operaciones, mayor será la volatilidad que veremos en el precio. Generalmente, a los comerciantes les gusta la volatilidad porque les brinda la oportunidad de comprar a un precio bajo y vender a un precio alto.

Si buscamos predecir si una tendencia alcista o bajista continuará durante un periodo prolongado, el volumen puede actuar como un indicador. Si el volumen de operaciones es alto y el precio aumenta, entonces hay un verdadero impulso en este cambio de precio. Por lo tanto, si estabas considerando vender tu moneda, quizás querrás esperar que la tendencia alcista continúe, y posiblemente comprar más monedas en expectativa de ese aumento.

Desde luego, nunca deberías analizar un solo indicador. En cambio, procura observar los patrones que se alineen en varios indicadores. Además de buscar un gran aumento en el volumen de transacciones, quizás esperes ver esto combinado con una mecha larga en la parte superior de la “vela”. Esto indica que ya no se está impulsando el precio al alza, sino que está comenzando una tendencia a la baja. En dado caso, podría ser un buen momento para vender.

Si el volumen de operaciones en general es bajo, entonces sugiere que no hay mucha convicción en el mercado, por lo que es menos probable que cualquier cambio que veamos en el precio (hacia arriba o hacia abajo) continúe en el próximo periodo.

Si notas un aumento repentino y grande en el volumen (lo que podría ocurrir tras la difusión de un anuncio importante), presta mucha atención. Probablemente sea indicador de que está a punto de ocurrir un movimiento significativo en el precio de esa moneda, en cualquiera de las dos direcciones. Esta podría ser la señal para comprar o vender antes de que el mercado reaccione.

El segundo tipo de volumen (el volumen en moneda fiduciaria durante un periodo), se relaciona con el precio de la moneda multiplicado por el volumen operado. Esto nos permite comparar monedas de diferentes precios. Por ejemplo, un pico de un millón de transacciones en una moneda que vale $1 puede parecer mucho, pero sólo se ha realizado una inversión de un millón de pesos. Pero un aumento de 100,000 operaciones de una moneda de $100 es en realidad mucho más explosivo, ya que muestra que se ha realizado una inversión de $100 millones de pesos. La última moneda, aunque genere un volumen menos literal, implicaría en realidad un cambio más significativo en comparación con la primera.

How to read a moving average

Medias móviles

Si bien la búsqueda de tendencias de volumen y velas en periodos cortos es una parte vital de la predicción de los movimientos de precios, es peligroso considerar sólo estas métricas. También es importante ver los movimientos de precios en un lapso de tiempo mayor (días, semanas, meses, etc.) para asegurarte de que el mercado no te engañe para que vendas o compres en el momento equivocado. Aquí es donde la media móvil entra en juego.

Existen dos tipos de media móvil con las cuales te toparás al examinar gráficas de precios: la SMA (media móvil simple) y la EMA (media móvil exponencial).

La SMA es, como su nombre lo indica, bastante simple. Muestra el precio de cierre promedio durante un periodo de tiempo establecido. Digamos que estás analizando un periodo de siete días. El valor de la SMA para cualquier día es ese día, más los seis días anteriores, dividido entre siete. Esta línea se mueve hacia arriba y hacia abajo a través de tu gráfico porque cada día se agrega un nuevo precio de cierre y se elimina un precio de cierre anterior. Por eso se considera un promedio móvil. La SMA ayuda a mostrar una tendencia a lo largo del tiempo en un mercado, eliminando toda la volatilidad dentro de un periodo de 24 horas y, en cambio, brindando una perspectiva completa.

La forma en que verías estas líneas indicadas en un gráfico es “SMA (7)” o “MA (7)”. El SMA/ MA se explica por sí mismo, mientras que el número entre paréntesis representa el número de periodos que el promedio está teniendo en cuenta. Si estás analizando un gráfico diario, entonces indica siete días. Si es un gráfico por hora, son siete horas.

La EMA es ligeramente diferente y más complicada de explicar. Utilizando el ejemplo de siete días de arriba, en lugar de tratar el saldo final de cada día por igual (y simplemente dividiendo la suma total por siete), el gráfico de la EMA pesa cada día de manera diferente según su proximidad al día actual. Por lo tanto, el día anterior tiene más peso que el día anterior a ese, y se le otorga una importancia decreciente a los días a medida que avanzas en el periodo de siete días. La EMA es más reaccionaria y puede adaptarse más rápidamente a la volatilidad en el mercado.

Entonces, ¿cómo un promedio móvil te ayuda a interpretar el mercado? Muestra el respaldo o la resistencia a comprar o vender a un precio determinado. Si el precio de cierre del día no puede superar el promedio móvil, eso sugiere que hay resistencia en ese punto donde la gente está vendiendo. Si supera el promedio móvil, respalda la idea de que es un mercado alcista y, por lo tanto, podrías buscar una oportunidad para vender. Si el precio de cierre no puede caer por debajo del promedio móvil, sugiere que hay respaldo (personas que compran a ese precio). Si cae por debajo del promedio móvil, entonces sugiere que el mercado se está moviendo hacia un periodo de tendencia a la baja y que la gente comenzará a comprar.

Una regla de oro cuando se trata de medias móviles es: cuanto más largo es el periodo examinado, más fuerte es el indicador. Tomando esto en cuenta, nuestro ejemplo de siete días no es tan sólido. En cambio, analizar un periodo de 70 días sería un indicador más sólido de si el mercado está comenzando a moverse por encima o por debajo del promedio móvil.

Una de las razones por las cuales esta forma de análisis técnico es bastante efectiva, es porque los usuarios la usan para establecer límites de compra y venta de monedas. Los límites de compra y venta son contratos inteligentes predeterminados establecidos dentro de un exchange, donde un usuario dice que comprará (o venderá) una moneda cuando el precio alcance una determinada cifra. Como es un contrato inteligente, se activará automáticamente, sin intervención humana, cuando se alcance la cifra correcta.

Por ejemplo, imagina que el precio de una moneda es de $10, y la media móvil es de $15. Un usuario podría crear un contrato inteligente en un exchange que estipule una compra de 100 monedas cuando el precio llegue a $15. Un movimiento como éste sugeriría un mercado alcista y un posible aumento de precios. Por el contrario, si el precio de la moneda aumentara a $20, la media móvil aumentaría con ella, tal vez llegando a $17. En este punto, el usuario puede establecer un límite de venta de $17, por lo que esas 100 monedas se venderán si el mercado muestra una tendencia bajista y retrocede por debajo de la media móvil.

En este caso, el usuario habría usado la media móvil como una guía para obtener un beneficio mínimo de $2 por moneda.

Básicamente, lo que estás tratando de hacer con una media móvil es predecir dónde ha establecido el mercado sus límites de compra y venta. Aquí es clave experimentar con diferentes periodos de media móvil y compararlos con los gráficos de velas. Si puedes ver que las mechas de las velas se extienden por encima o por debajo de la media móvil (según el lado de la línea en que se encuentre el precio), pero el saldo de cierre no pasa la línea; encontrarás una señal de respaldo (por encima de la línea) o resistencia (por debajo de la línea) a ese precio. Esto es porque, tan pronto como el mercado pasó ese punto, se activaron los contratos inteligentes, lo que devolvió el precio a su lugar.

Esto te podría dar una idea de dónde se han establecido los límites de compra y venta del mercado.

Decidir si usar SMA o EMA depende del tipo de intercambio que desees ejecutar. En general, las SMA son más útiles si estás operando durante largos periodos de tiempo, por ejemplo, semanalmente o incluso a diario; ya que no reacciona a la volatilidad y ofrece una visión más amplia del mercado. Para los usuarios que buscan cambios por hora (o periodos menores), la EMA puede detectar más rápidamente las fluctuaciones de los precios y las oportunidades para ganar dinero.

Comienza a operar

How to read a trend line

Usando la información anterior a tu favor, ahora puedes comenzar a observar tendencias a mayor escala. Esto se define mejor por las mechas ubicadas a los extremos de las velas. Al observar una gráfica de precios, verás la mecha de vela más baja en ese periodo. Esto muestra el punto más bajo durante el cual la moneda fue intercambiada. Llamemos a eso “Punto A”.

Ahora observa los días a partir de esa fecha. Mientras la parte inferior de la mecha más baja se encuentre por arriba del Punto A en un día determinado, el mercado estará en una tendencia alcista. A menudo, tendrás que buscar datos de meses o incluso años para ver si hay una tendencia al alza, ya que el mercado se consolidará y fluctuará de forma natural en oleadas durante periodos más cortos (días o semanas). Pero en general, si esas mechas bajas continúan siendo más altas que el “Punto A”, se trata de una tendencia alcista.

Naturalmente, la situación inversa es una tendencia a la baja. Si observas, durante un largo periodo, un claro punto alto (que llamaremos “Punto B”), y la parte superior de la mecha superior es consistentemente más baja que el Punto B en los días siguientes, se trata de una tendencia a la baja.

Intercambiar con tendencias significa que estás comprando al alza y vendiendo a la baja. Este es el objetivo general para aquellos que buscan ganancias a largo plazo con sus monedas.

Cuando estés buscando establecer una línea de tendencia en un gráfico, harás clic en dos puntos: el punto en el que estás comenzando tu tendencia (la más baja o la más alta) y el día actual. Sin embargo, para asegurarte de que una tendencia lo sea en realidad, tendrás que ver al menos una de las velas entre estos puntos que tocan la línea. Este tercer toque hace que la línea de tendencia sea válida. Si no puedes obtener eso, entonces el periodo que estás observando no te está dando una clara evidencia de una tendencia. Y, si puedes obtener más de tres toques, entonces está aumentando la validez de esa tendencia.

Es importante tener en cuenta que las tendencias pueden ser engañosas. Algo que se ve claramente como una tendencia bajista en un periodo de 90 días podría, cuando se amplía a un periodo de 900 días, mostrarse como un periodo de consolidación en una tendencia alcista mayor. Entonces, cuando analices las tendencias, asegúrate de tener en cuenta que si observa la tendencia de 90 días sin mirar la tendencia de 900 días, podrías tomar una mala decisión.

How to relative strength index

¿Qué es el RSI (Índice de fuerza relativa)?

Ahora que conoces la información básica sobre cómo leer las gráficas de precios, es momento de indagar más a fondo. Hay varias formas de visualizar los datos e interpretar las matemáticas. Estas diferentes visualizaciones se denominan indicadores, y su principal motivo es ayudarte a pronosticar más rápida y precisamente lo que podría suceder en el futuro.

Recuerda, un análisis técnico sólo describe lo que sucedió en el pasado para ofrecer una sugerencia de lo que podría ocurrir en el futuro. ¡No predice lo que sucederá!

Uno de los indicadores más populares con los que te encontrarás es el índice de fuerza relativa o RSI. El RSI observa el impulso en el historial comercial de una moneda para tratar de predecir si está sobre comprada o sobre vendida. Está representado por una escala de 0 a 100 (siendo 100 el final de la sobre compra) y repasa 14 periodos para establecer un número.

Aprende más sobre las criptomonedas.

El índice de fuerza relativa se establece al observar el número de ganancias promedio en un periodo de 14 días, dividido por las pérdidas promedio. Es un indicador en movimiento, por lo que cada nuevo día comienza un nuevo periodo de 14 días desde que se abandona el día más antiguo y aparece el día más reciente.

Una moneda se sobre compra cuando hay un periodo prolongado de ganancias, y se sobre vende cuando hay un periodo extendido de pérdidas. Lo que esto nos dice es que el mercado estará listo para una corrección natural en los extremos del RSI. En general, una moneda se considera de sobre compra si el RSI es más allá de 70, y se sobre vende si está por debajo de 30. Si, como parte de tu análisis técnico, observas que el RSI está en cualquiera de estos extremos, se agrega al argumento de que el mercado está a punto de experimentar un retroceso.

Si los volúmenes, los gráficos de velas y las medias móviles también son compatibles con este argumento, podrías comprar o vender con más confianza.

How to read inside bars

Explicación de las barras internas

También podemos utilizar los gráficos de velas para buscar la consolidación del mercado. Digamos que estamos viendo un gráfico diario. Si un gráfico en un día, incluyendo sus mechas, es más pequeño que el día anterior y se ajusta a su rango, se le llama barra interior. Demuestra que el mercado se está consolidando. Entonces, si un día una moneda alcanzó un máximo de $10 y un mínimo de $5, y al día siguiente alcanzó un máximo de $8 y un mínimo de $6, es una barra interior (está dentro del rango de $10 a $5 de su predecesor).

Si al día siguiente obtuviste un máximo de $7 y un mínimo de $6.50, tienes un segundo día consecutivo de barras internas. Esto demuestra que el mercado se está reforzando. Es importante tener en cuenta que, históricamente, un mercado en alza es un indicador de que se está produciendo una ruptura. Una ruptura es un aumento en el volumen de operaciones, lo que hace que el precio se mueva rápida y significativamente hacia abajo o hacia arriba. Ocurre cuando el mercado se ha reducido hasta un punto donde los usuarios no están ganando dinero, por lo que la situación se vuelve ligeramente serena. En este punto, cada movimiento tiende a ser grande.

Si estás analizando gráficos y observas un periodo de resistencia o consolidación, puede que estés contemplando los indicios de una ruptura. Esto podría tomar días. Pero en el punto en el que la próxima vela supera el rango de sus predecesores y deja de ser una barra interna, es cuando puedes esperar una ruptura. Si la vela supera el punto más alto del día anterior, será una ruptura alcista; si cae por debajo del punto inferior, será una ruptura bajista. Si este movimiento está respaldado por un gran cambio en el volumen de operaciones, es un buen indicador de que se está produciendo un cambio significativo en los precios.

Comienza a operar

¿Qué es el arbitraje?

En la mayor parte de esta guía, hemos hablado sobre la gráfica de precios, ya que es la forma más común de leer el mercado; sin embargo, no es la única manera. También existe la tabla de precios. Ésta es una lista de todas las monedas, que muestra si están subiendo o bajando de precio, y los puntos altos y bajos de cada día.

Lo más importante, es que también puedes ver cuáles son los precios de una moneda en diferentes exchanges. Por ejemplo, quizás observes que un exchange está comprando una moneda a $2.10, mientras que otro está vendiendo la misma moneda a $1.90.

Eso indica que si compras monedas a $1.90 en el segundo exchange, y luego las vendes a $2.10 en el primero, podrías obtener un beneficio de 20 centavos por moneda. Esta situación, donde existe una diferencia en el precio de una criptomoneda entre dos exchanges al mismo tiempo, se llama arbitraje. Para los usuarios astutos, con la capacidad de operar rápidamente, podría ser una oportunidad para generar ganancias.

Sin embargo, existen algunas trampas. Hay tarifas que cobran los exchanges por hacer estas transacciones; además, una transacción podría tomar mucho tiempo en la cadena de bloques y ocasionar que la oportunidad se cierre antes de que ejecutes la operación. Estos son sólo dos de los factores que deberías tener en cuenta antes de aprovechar una oportunidad de arbitraje.

Aprende más sobre el arbitraje de criptomonedas en nuestra guía práctica.


Imágenes: Shutterstock

Was this content helpful to you? No  Yes

Ask an Expert

You are about to post a question on finder.com:

  • Do not enter personal information (eg. surname, phone number, bank details) as your question will be made public
  • finder.com is a financial comparison and information service, not a bank or product provider
  • We cannot provide you with personal advice or recommendations
  • Your answer might already be waiting – check previous questions below to see if yours has already been asked

Finder.com provides guides and information on a range of products and services. Because our content is not financial advice, we suggest talking with a professional before you make any decision.

By submitting your comment or question, you agree to our Privacy Policy and Terms.

Questions and responses on finder.com are not provided, paid for or otherwise endorsed by any bank or brand. These banks and brands are not responsible for ensuring that comments are answered or accurate.
Go to site