Este artículo contiene enlaces a productos o servicios de uno o varios de nuestros anunciantes o socios. Es posible que recibamos una comisión cuando hagas clic o realices una compra a través de nuestro sitio. Obtén más información sobre cómo ganamos dinero.

¿Qué es el mercado de opciones?: Una guía para principiantes

Descubre cómo funciona el mercado de opciones en España y por qué es tan popular. Pero no te olvides de sus riesgos.

El mercado de opciones, o trading de opciones, es bastante popular entre los inversionistas de Estados Unidos gracias a plataformas de muy bajo costo como Robinhood. En Europa, y específicamente en España, esto también se ha vuelto popular.

Los contratos de opciones son inversiones en derivados, esto significa que estás negociando contratos en lugar de comprar y vender activos físicos. Si bien siempre hay un activo subyacente adjunto al contrato, como acciones o materias primas, no es necesario ser propietario de los activos en ningún momento para obtener ganancias.

Aunque operar en el mercado de opciones puede ser más arriesgado que el trading de acciones estándar, los inversores experimentados podrían considerarlo una forma de aumentar sus ganancias y proteger su cartera de potenciales pérdidas. Descubre cómo funciona el mercado o trading de opciones, los riesgos que conlleva y cómo los inversores experimentados pueden aplicarlo para obtener ingresos adicionales.

¿Qué es una opción?

Una opción es un derivado financiero —término que se refiere a un acuerdo entre un comprador y un vendedor que ofrece el derecho a comprar acciones de un valor, bono, materia prima u otro activo en una fecha posterior—. Las opciones se negocian en contratos que determinan los términos concretos del acuerdo, incluyendo la fecha de vencimiento del mismo.

Las opciones son populares entre los traders experimentados porque, en comparación con las acciones, suelen requerir una inversión más pequeña y ofrecen la posibilidad de generar más ganancias. Además, generalmente se usan con apalancamiento (fondos prestados). Esto es un arma de doble filo: al aumentar las probabilidades de ganar, también pueden aumentar las pérdidas.

A diferencia del trading de acciones, depende del comprador si desea ejecutar el contrato antes de su vencimiento. En lugar de comprar el activo establecido en el contrato —y pagar comisiones de corretaje para hacerlo—, tienes derecho a vender el contrato por lo que vale en el mercado y quedarte con los beneficios. De hecho, los traders de opciones no suelen comprar ni vender activos. Más bien, generan ganancias a partir de los movimientos de los precios (pueden obtener ganancias independientemente de si el precio del activo subyacente está subiendo o bajando; esto los hace particularmente favorables durante una caída del mercado).

Sin embargo, esta flexibilidad tiene un precio: si el valor de las acciones no va a ninguna parte o si se mueve en tu contra, los costes que pagas para comprar el contrato podrían acabar valiendo más que el contrato en sí.

Desde España, las opciones se negocian normalmente en el MEFF (el mercado secundario oficial de futuros y opciones financieros, y que forma parte del grupo MEFF-AIAF-SENAF Holding de Bolsas y Mercados Españoles BME), CME (Chicago Mercantile Exchange, el mercado estadounidense de derivados financieros y de productos básicos) y Eurex (es uno de los “tres grandes” mercados de derivados y el mayor mercado europeo de derivados financieros).

En esta guía, cubrimos cómo funciona el comercio de opciones, los riesgos involucrados y cómo los inversores experimentados pueden aplicarlo para obtener ingresos adicionales de las acciones.

Compara plataformas de trading de opciones

Son varias las platafirmas que permiten a los residentes de España operar con opciones. También puedes consultarlo con algún experto o con tu institución financiera de confianza para analizar otras alternativas.

1 - 5 of 5
Name Product Número de acciones CFDs Acciones Mercados Enlaces
DEGIRO
Acceso al mercado global
No
IE, US, CA, DE, AT, BG, BE, DK, FL, FR, IT, NL, NO, PT, ES, SE, CH, UK, CZ, GR, HU, TR, PL, AU, HK, JP, SG
Ir al sitio
Más Info
Plataforma de trading móvil y web que te permite invertir en acciones de todo el mundo. La cuenta es gratuita, no se considera depósito mínimo y posee bajas tasas. Además, posee completas herramientas, funciones y servicios para todos los mercados de negociación.
Trade Republic
Trade Republic
9000+
No
Acciones de España e internacionales
Ir al sitio
Con este broker puedes invertir en acciones y ETFs, como tambien es posible crear tu propio plan de inversión. No se aplican comisiones, pero sí se carga un euro por gastos externos.
Zacks Trade
Acceso al mercado global
No
US, CA, MX, AT, BG, FR, DE, IT, NL, ES, NO, SE, CH, UK, HK, JP, SG, RU, AU
Ir al sitio
Más Info
Puedes realizar trading de acciones, ETF y contratos de opciones. Las tasas de margen son bajas. Considera que los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente por el apalancamiento
Freedom Finance
Acceso al mercado global
No
US, EU, GR, KZ, UA, TR, UZ, Eurobonds and Asia
Ir al sitio
Más Info
Plataforma de trading online con la que puedes operar en acciones, ETF, bonos, futuros y opciones. Incluye una cuenta D acumulativa que da un interés del 3% anual con devengo diario.
IG
17,000+
DK, IE, NO, RU, DE, IT, AT, CH, ES, LU, PT, SE, FR, NL, RO, UK, US, AU, JP, SG, ZA, AE
76% de las cuentas minoristas de CFD pierde dinero.
Más Info
Servicio CFD. Su capital está en riesgo.
IG es uno de los mayores proveedores de CFD, pero también está disponible una cuenta de trading de acciones. Posee corretaje a bajo coste y tienes acceso a miles de acciones internacionales en todo el mundo. Considera que los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente por el apalancamiento.
loading

Compare up to 4 providers

Cómo comprar y vender opciones

Las opciones se comercializan en plataformas como IG y Zacks Trade, pero es posible que cada plataforma limite los tipos de opciones con los que puedes operar según tu región y nivel de experiencia.

El precio de las opciones suele ser diferente al de las acciones. Por ejemplo, podrías tener que pagar una comisión y una tarifa por contrato, dependiendo del broker. También podrían aplicarse otras comisiones si ejecutas la opción hasta su día de vencimiento.

Cómo negociar opciones básicas

El primer paso es encontrar una plataforma de trading que ofrezca la posibilidad de operar con opciones a un precio que se adapte a tu presupuesto. Tal vez necesites configurar tu cuenta para el tipo de opciones que deseas negociar.

Los demás pasos dependerán de cada bróker, pero generalmente son algo así:

  1. Define el activo con el que deseas operar. Revisa las opciones disponibles y decide con cuáles quieres operar.
  2. Selecciona el plazo de vencimiento. Esta fecha determina los precios de las opciones.
  3. Determina si serás el comprador o el vendedor. El comprador tiene el derecho (pero no la obligación) de ejecutar el contrato, mientras que el vendedor tiene la obligación de cumplirlo si se ejecuta.
  4. Decide entre opciones de compra (Call) y venta (Put).
    • Una opción de compra (Call) ofrece al interesado la posibilidad de adquirir acciones de un activo por parte de un vendedor a un precio determinado (“precio de ejercicio”) hasta la fecha de vencimiento del contrato, con la esperanza de que el precio suba.
    • Una opción de venta (Put) ofrece al comprador la posibilidad de vender acciones de un activo a un vendedor a un precio determinado antes de la fecha de vencimiento, con la esperanza de que el precio baje.
  5. Ingresa tu orden. Las opciones suelen ser órdenes limitadas en lugar de órdenes de mercado, lo que significa que debes introducir la cantidad máxima que estás dispuesto a pagar para ejecutar el contrato, o la cantidad mínima por la que lo quieres vender. Tu orden se ejecuta si alguien más acepta los términos de tu contrato.
  6. Verifica tu contrato. Si tu orden no se ejecuta, es posible que puedas actualizarla o cancelarla sin que se te cobre nada.

¿Con qué opciones puedes hacer trading?

  • Acciones
  • Índices
  • Commodities
  • ETFs
  • Bonos

¿Cuánto valen los contratos de opciones?

Cada contrato de opciones permite al comprador o al vendedor de la opción obtener exactamente 100 acciones del título subyacente. El valor de un contrato de opciones depende del precio de la acción subyacente.

Los cuatro tipos más populares de contratos de opciones son:

  • Comprar 1 opción de compra (Call).
    Pagas una prima para adquirir el derecho a comprar 100 acciones al precio que figura en la opción a la fecha de vencimiento del contrato. Si el precio resulta ser inferior al indicado, la opción expira sin valor.
  • Comprar 1 opción de venta (Put).
    Pagas una prima para adquirir el derecho a vender 100 acciones al precio que figura en la opción a la fecha de vencimiento. Si el precio resulta superior al indicado, la opción expira sin valor.
  • Vender 1 opción de compra (Call).
    Recibes la prima por adelantado al comprometerte a vender 100 acciones al precio indicado en la opción si el precio real del activo subyacente es superior al indicado el día de vencimiento del contrato. Si el precio termina siendo inferior al indicado, conservas tus acciones y la prima.
  • Vender 1 opción de venta (Put).
    Recibes la prima por adelantado al comprometerte a comprar 100 acciones al precio indicado en la opción si el precio real del activo subyacente es inferior al indicado el día de vencimiento del contrato. Si el precio termina siendo superior al indicado, conservas la prima y no compras nada.

    Aspectos básicos de los precios de las opciones

    Un factor importante en un contrato de opciones es el precio de la prima. Éste es el valor que el comprador paga al vendedor (también llamado emisor) por el contrato.

    El precio de la prima se calcula por acción, pues como ya mencionamos, los contratos de opciones representan 100 acciones del título subyacente.

    Supongamos que adquieres una opción de compra o “Call” por 100 acciones de una empresa X a dos meses en el futuro y a un precio de ejercicio de 50 € y una prima de 10 €.

    El comprador debe aceptar pagar el precio de las acciones de 50 € junto con el precio de la prima por acción ( o 60 € x 100 acciones) antes de la fecha de vencimiento. Esto supone un total de 6.000 € por el contrato.

    • El comprador sólo obtiene beneficios si el precio de la acción supera los 60 € al final del plazo. En ese momento, puede elegir entre:
      • Vender el contrato de opciones en el mercado sin comprar las acciones
      • Comprar las acciones a un precio reducido

    Cómo afectan las fechas de caducidad a los precios de las primas

    La cantidad de tiempo que queda en un contrato afecta al precio de la prima debido a algo llamado “valor temporal”. En pocas palabras, el valor temporal es el precio de la prima menos el valor intrínseco de la acción, es decir, la cantidad por la que el precio de ejercicio es rentable o no en comparación con el precio de mercado actual de la acción.

    A medida que se acerca la fecha de vencimiento, el precio de la prima disminuye en relación con el precio de las acciones, ya que el precio se vuelve más fácil de predecir. La prima se debilita más en el último mes del contrato de la opción. Por lo tanto, es posible comprar una opción ligeramente más cara con una fecha más larga, si el precio de las acciones sube con suficiente anticipación, y volver a vender la opción en el mercado sin perder gran parte del precio de la prima

    Siguiendo nuestro ejemplo anterior, podrías comprar una opción de 11,4 € que vence en tres meses y volver a venderla después de que el precio de las acciones suba 14,3 € hasta los 74,3 €, por 24,3 € (incluida la prima).

    • Obtienes la plusvalía de 14,3 € en el precio de las acciones y vendes la prima a 10 €, perdiendo sólo los 1,4 € si tomamos en cuenta el precio de 11,4 €. En este caso, tu ganancia total es de 1,290 €.
    • Sin embargo, ese es el mejor de los casos. El precio de las acciones podría, fácilmente, no haber ido a ninguna parte en tres meses, haciendo que tu pérdida sea del 100%.

    ¿Cuánto pagaré en comisiones de corretaje por las opciones?

    Las comisiones dependen de cada broker, por lo que varían según el servicio que utilices. Las tarifas de corretaje de opciones suelen incluir una comisión base y una por contrato. También se aplican otros cargos si se mantiene la opción hasta la fecha de vencimiento o, en algunos casos, si se vuelve a vender el contrato en el mercado.

    ¿Cuáles son los beneficios del mercado de opciones?

    Asumir el riesgo con las opciones te da la oportunidad de obtener mayores beneficios de los que podrías conseguir mediante el trading tradicional de acciones. También puedes “asegurar” tu cartera compensando las pérdidas si el mercado cae.

    Las opciones pueden incrementar los beneficios

    Aunque puede ser arriesgado, las opciones tienen el potencial de generar un beneficio mucho mayor que el trading regular de la acción subyacente. Esto se debe a que el precio de la inversión —o la prima— es mucho más bajo que el de la compra directa de acciones, pero puedes beneficiarte de los movimientos de precio.

    Por ejemplo, si crees que el precio de las acciones de Santander aumentará es probable que quieras comprar acciones de esta empresa. Así, si compraste 100 acciones a 40 € y el precio aumenta a 45 € por acción, podrías vender las acciones por un beneficio de 500 €, menos los costes de corretaje. Así, tu capital inicial de 4.000 € ha aumentado a 4.500 €.

    Por otro lado, si has usado los mismos 4.000 € para comprar opciones Call de $1 en Santander con un precio de ataque de 40 €, tendrías el potencial de obtener ganancias de muchas más acciones. Dado que cada contrato de opciones tiene 100 acciones, habrías comprado 40 contratos a 100 € cada uno, sosteniendo un total de 40.000 acciones. Cuando el precio de Santander aumenta a 45 €, el precio de la prima del contrato también aumenta, aunque por un porcentaje mucho menor.

    Este apalancamiento significa que puedes beneficiarte del aumento de los precios de la prima en 40,000 acciones subyacentes, en lugar del aumento del precio de acciones en 100 acciones del primer ejemplo. Es importante tener en cuenta que, si bien tus ganancias serían significativamente más altas a través de las opciones, también se pueden amplificar la pérdidas (vea los riesgos a continuación).

    Por ejemplo, si crees que el precio de las acciones de Santander va a subir, podrías comprar unas cuantas para venderlas a un precio más alto y generar una ganancia. Si compras 100 acciones a 60 € — arriesgando 6.000 € en la operación — y el precio sube a 70 € por acción, podrías vender las acciones con un beneficio de 1.000 €, menos los gastos de corretaje. En este caso, habrías incrementado tu capital inicial de 6.000 € a 7.000 € lo que supone una rentabilidad considerable de casi el 17%.

    Por otro lado, podrías arriesgar mucho menos dinero y controlar más acciones comprando unas cuantas opciones de compra. Comprando dos contratos de otra empresa a 40 € cada uno, arriegarías solo $8,000 pesos y potenciarían el doble de acciones. En este caso, si el precio de la acción subiera a $100 podría hacerte ganar al menos $12,000 pesos (200 x $100 – $8,000) — o hasta $20,000 pesos, si vendes las opciones y recuperas parte de tu prima. En este caso, la rentabilidad de tus opciones habría sido de entre el 150% y el 250%.

    Las opciones pueden proteger tu cartera contra las pérdidas

    Los inversores suelen utilizar las opciones de venta para salvaguardar sus acciones contra una caída del precio de las mismas. Es lo que se conoce como cobertura.

    Digamos que el precio actual por una acción de BBVA es de 5 €. Si crees que este coste puede bajar en el futuro, puedes comprar una opción de venta para ofrecerlas por 5 € cada una en una fecha futura. Si el precio de las acciones cae en el futuro, el emisor de la opción está obligado a comprártelas. Si el precio de las acciones sube, la opción simplemente no se ejerce y expira sin valor.

    Con esta estrategia, lo máximo que puedes perder es la prima que pagaste inicialmente, porque no estás obligado a vender tus acciones.

    También puedes utilizar una opción para ganar tiempo congelando el precio de la transacción ahora y decidiendo si seguir adelante con ella en el futuro. Esta estrategia puede ser útil cuando la volatilidad del mercado sea alta.

    Las opciones pueden generar un ingreso extra en tu cartera

    Si crees que el precio de una acción que posees se mantendrá estable de cara al futuro, también puedes vender opciones de compra para aumentar potencialmente tus ingresos. Con esta estrategia, el comprador de la opción cree que los precios subirán y se compromete a comprar las acciones a un precio determinado.

    Esto funciona mejor si vendes la opción de compra a un precio ligeramente superior al del mercado. De este modo, si los precios se mantienen estables o caen, la opción no se ejerce, lo que te deja con la prima que el comprador pagó junto con tus acciones. Esto es similar a la estrategia anterior, en la que has compensado tus pérdidas a pesar de la caída del valor de tus acciones.

    El riesgo es que, si el precio de las acciones aumenta significativamente, ahora estarás obligado a venderlas a un precio inferior al que valen actualmente, con lo que perderás esas potenciales ganancias.

    Las opciones pueden minimizar el riesgo de la especulación del mercado

    Al igual que los demás valores financieros negociables, las opciones pueden utilizarse para especular en el mercado. El precio de una opción de compra aumentará si el precio de su valor subyacente aumenta. Por el contrario, el precio de una opción de venta aumentará si el valor subyacente disminuye.

    Cada participante — el comprador y el vendedor — apuesta por que ocurra lo contrario.

    Este enfoque es complicado y arriesgado, por lo que no se recomienda a nuevos inversores. Eso sí, la diferencia en la exposición al riesgo y el reducido costo inicial que supone el trading de opciones pueden ayudarte a diversificar tu cartera.

    ¿Qué riesgos conllevan las opciones?

    Las opciones conllevan riesgos inherentes y son, básicamente, un juego de operaciones nulas: en cada transacción, un comprador o un vendedor obtiene una ganancia a costa del otro.

    La posición que se toma a través de las opciones es un apalancamiento, y un cambio en el precio de la opción está destinado a ser desproporcionado con respecto al cambio en el precio de la acción subyacente. La proporción de este cambio se representa con el término delta. Las opciones de compra se consideran delta positivas, mientras que las opciones de venta se consideran delta negativas.

    Cómo podrías acabar perdiendo tu inversión

    Si el precio de una acción se mueve en tu contra, una opción puede perder completamente su valor. Volvamos a nuestro ejemplo de cobertura, en el que has comprado una opción de compra sobre BBVA con un precio de ejercicio de 5 €.

    • Tu opción de compra no tendrá ningún valor en la fecha de vencimiento si el precio de la acción resulta ser sólo de 4,9 €. Comprando un contrato con 100 unidades, habrías perdido la totalidad de la prima que pagaste: una pérdida del 100%.

    Esto no significa que las acciones de BBVA no tengan valor. Mientras la compañía se mantenga a flote, siempre existe la posibilidad de que sus acciones suban de precio con el tiempo. Dado que las opciones tienen una vida limitada, su valor disminuye naturalmente a un ritmo exponencial a medida que se acercan a su fecha de vencimiento.

    Mientras que la pérdida potencial a la que podrías enfrentarte como comprador de una opción se limita a la prima que has pagado, como vendedor tu pérdida podría ser ilimitada. Si el comprador decide ejercer la opción, estás obligado a entregar la compra o la venta de las acciones al precio preestablecido, independientemente de su valor de mercado.

    La conclusión para los inversores principiantes es que las opciones se pueden utilizar para complementar las posiciones o la estrategia actual de las acciones y minimizar los riesgos.

    Caso de estudio: Opción Call de Franco-Nevada (FNV)

    Puedes ver un ejemplo de cómo funciona una opción de compra desde la perspectiva del emisor en este ejemplo sobre Franco-Nevada. FNV alcanzó un nuevo máximo de varios años el 13 de abril de 2020. Imagínate que, como propietario de 100 acciones, estás satisfecho con asegurar tus ganancias en el máximo alcanzado y crees que el precio podría retroceder un poco durante el próximo mes.

    FNV Sell Call May 15

    La imagen de arriba muestra una lista de opciones de compra de FNV. Aquí, un inversor podría adquirir un contrato de opción de compra al 15 de mayo por $7.25 dólares por opción (o su equivalente en euros), lo que supone un costo total de $725 dólares con 100 acciones subyacentes de Franco-Nevada. Esto da al comprador la opción de obtener 100 acciones de FNV justo por debajo del precio de mercado actual por $120 dólares cada una en cualquier fecha hasta el 15 de mayo.

    Supongamos que posees 100 acciones de FNV. Como emisor, recibirás la prima de $725 dólares del comprado; pero también tendrás la obligación de entregar 100 acciones de Franco-Nevada al comprador en cualquier momento antes del 15 de mayo. Desde luego, estarás prediciendo que el precio de la acción no será superior al precio de ejercicio de $120 dólares durante ese período.

    Supongamos que el día de vencimiento tu predicción resulta ser correcta y el precio de la acción es de $110 dólares. El contrato no tiene ningún valor para el comprador, porque puede comprar las acciones de FNV por $110 dólares cada una en el mercado abierto. El comprador probablemente decidirá no ejercer el contrato.

    Por lo tanto, la ganancia total por tomar esta posición será de $725 dólares, lo que representa un rendimiento garantizado del 6% sobre las acciones que has puesto en riesgo.

    Por otro lado, si el precio de la acción aumenta a $130 dólares, el comprador probablemente ejercerá el contrato. Así, tendrás que entregar 100 acciones por $120 cada una, recibiendo un total de $12.000. Sin embargo, si en lugar de ello vendieras las acciones en el mercado, recibirías $13,000 dólares. Por tanto, dejarías de recibir $1,000 dólares más.

    Teniendo en cuenta que inicialmente recibiste $725 dólares, la pérdida real de coste de oportunidad habría sido de sólo $275 dólares por esta posición. En términos porcentuales, esto supone un 2% adicional.

    En resumen

    Si las opciones funcionan bien, pueden proteger tu cartera, generar ingresos adicionales o multiplicar tus rendimientos para bien o para mal. Pero las opciones son complicadas y arriesgadas, y se requiere una investigación profunda para entender exactamente cómo funcionan, especialmente si eres nuevo en este mercado. Cuando decidas comenzar a operar, asegúrate de comparar diferentes plataformas de trading que ofrezcan la posibilidad de operar con opciones. Y, por último, ten en cuenta que las opciones no suelen estar incluidas en los precios promocionados “sin comisiones” de los brókers.

    Descargo de responsabilidad: Esta información proporcionada es únicamente de carácter general y no tiene en cuenta tus objetivos personales, situación financiera o necesidades. El trading de futuros, acciones, ETF, CFD y más, implican un riesgo sustancial de pérdida y, por lo tanto, no es apropiado para todos los inversores. El rendimiento pasado no es una indicación de resultados futuros. Busca asesoramiento profesional y considera tus circunstancias personales antes de tomar una decisión basada en esta información.

    More guides on Finder

    Go to site