Income-Tax_250_250

Al enviar dinero al extranjero o al invertir fuera de Chile, lo último que querrás será tener problemas con el Estado

Ya sea que trates de ayudar a uno de tus hijos que está viajando o estudiando en el extranjero, pagar deudas en otro país o, tal vez, como parte de una inversión de negocios que estás efectuando en el exterior, siempre hay implicancias –legales, por ejemplo– en las transferencias de dinero internacionales. Puedes evitar posibles complicaciones al entender los procesos fiscales y legales que suelen aplicarse a este tipo de transacciones.

Name Product Transferencia Minima Vel. de Transferencia Comisión por Transferencia
US$20 o su equivalente en CLP
Depende del país y método de pago, puede tardar unos minutos hasta 48 horas hábiles
Comisión de cambio: 1% a 2.5%

Compare up to 4 providers

Pon atención a la legislación chilena

Si resides en Chile tienes que saber que reportar tus movimientos tributarios al Servicio de Impuestos Internos (SII) es parte de tus deberes. Pero ten en cuenta que esta entidad no sólo vela por tener registro de tus movimientos a nivel nacional, también hará lo propio con el dinero transferido hacia Chile o fuera de éste. Y esto incluye no sólo a los medianos y grandes negocios empresariales, sino también a los giros entre personas naturales.

Teniendo en cuenta los diferentes ­–y en aumento­– esquemas de lavado de dinero, las crecientes preocupaciones respecto al fraude y los fondos enviados al extranjero con dudosas motivaciones, el SII no es la única agencia estatal que se preocupa por dónde y cómo se mueve el dinero. Resulta que el Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Chile también están tan –o incluso más­– interesados en esto.

¿Cómo el Estado puede saber lo que estoy transfiriendo?

Las instituciones financieras utilizan sistemas de numeración específicos para procesar transferencias de dinero que incluyen información sobre países y cuentas bancarias remitentes y receptoras. Los códigos SWIFT, por ejemplo, no sólo aseguran que tu dinero llegará al lugar que se pretende, sino que también aportan a los informes de los bancos.

Por ley, las instituciones bancarias, agencias o representaciones de bancos extranjeros, casas de cambio, instituciones financieras y otras entidades que realicen, por encargo de terceros, operaciones correspondientes a remesas, pagos o traslados de fondos al exterior, por ejemplo, deberán informar al SII la totalidad de las operaciones iguales o superiores a 10.000 USD (bajo el formulario nº 1862) y cualquier transacción –y de cualquier cantidad– que alerte sus sospechas. Incluso, las empresas de transferencia de dinero, que a menudo sólo envían dinero entre países, a veces tienen que registrar y reportar montos bastante más bajos.

Y recuerda: como con cualquier transferencia de dinero internacional que sea considerada de mayor valor, cobra aún más importancia comparar tus opciones para obtener las tarifas más bajas y el mejor tipo de cambio entre monedas.

Servicios de transferencia de dinero sin límite máximo de envío

¿QUÉ ES UN CÓDIGO SWIFT?

Por sus siglas en inglés el SWIFT (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication ) es un código bancario internacional utilizado para las transferencias entrantes. Todos los bancos extranjeros tienen un código SWIFT único que identifica cuál es el banco al que se envía el dinero (también puede ser conocido como código BIC).

En apoyo al derecho del Estado a saber a dónde se dirige tu dinero, la legislación chilena permite al SII y a otras reparticiones públicas (como la Unidad de Análisis Financiero, del Ministerio de Hacienda, por ejemplo) investigar sobre las transferencias de dinero y así identificar cualquier actividad ilegal más fácilmente.

Para grandes transferencias de dinero, es una buena idea asegurarte de que todo está en orden y cumpla con las leyes de los países involucrados en tu transacción.

¿Qué tipo de formularios necesitaré completar?

Existen distintos tipos de formularios, dependiendo de si eres una persona natural o realizas el trámite de giro al extranjero bajo una personalidad jurídica (una empresa), por ejemplo.

Eso sí, cuando desees realizar una transferencia internacional de dinero y de forma estándar, será necesario que completes un formulario tipo, y puedas otorgar tanto tus datos como los de quién recibe los fondos. Y, en caso de montos mayores o sospechosos, como comentábamos, estos deben reportarse por la entidad que está realizando el envío.

Todo esto se solicita para que la transacción sea segura en todo sentido, tanto para acreditar el origen de los fondos como también para evitar estafas o pérdidas del dinero enviado.

¿Cuáles son las sanciones por no tener todo en regla?

Debes saber que cada vez es más fuerte la atención puesta en el dinero que sale desde Chile (y también el que entra); por esto, si no declaras lo que se exige, no sabes qué debes declarar, no lo haces correctamente o quizás eliges a un proveedor poco serio para tu transferencia que no reporta tu transferencia, no sólo es muy probable que te descubran sino que, además, corres peligro de obtener sanciones y/o restricciones futuras.

Además de la obligación de presentar el formulario nº1862 por parte de las instituciones que realizan, por encargo de terceros (o sea, por encargo tuyo), operaciones de envío de dinero al exterior que superen los 10.000 USD, también hay regulaciones para el dinero que sale del país con una persona. Así, y como una medida preventiva para evitar el lavado de dinero, en caso de que decidas salir del país con una suma superior a los 10.000 dólares en efectivo o documentos nominativos al portador, deberás realizar una declaración de salida de recursos y, en caso de no hacerlo, te arriesgas a una multa del 30% del dinero no declarado.

Ahora, ¿eres de los que están realizando o quieren realizar inversiones fuera de Chile? Entonces, toma nota: a partir del año tributario 2017 –pues ya está en marcha la Reforma Tributaria– es obligatorio presentar una Declaración Jurada Anual (nº 1929) al SII sobre operaciones en el extranjero. Esto comprende lo siguiente (y ya seas persona natural o jurídica, mientras realices transacciones fuera de Chile):

  • A todas las operaciones transfronterizas, independiente de si son remesas al país, que hayan sido radicadas en el exterior, beneficiado a un declarante o reinvertidas en el extranjero.
  • No existe un monto mínimo de inversiones que obliguen a un contribuyente a presentar la declaración (hasta el año tributario 2016 el mínimo era de 100 mil USD).
  • Igualmente se deben informar operaciones que no requieran de una inversión y que generen rentas en el extranjero.

A esto se debe sumar que, y si controlas entidades en el exterior, tienes que reconocer en Chile las rentas pasivas, según el Artículo 41 G de la Ley de la Renta. Y ten cuidado, que en esta declaración deben incluirse también las operaciones realizadas en países con regímenes preferenciales y en paraísos tributarios.

¿Hay multas si no la presentas? Sí: la presentación errónea, incompleta o indebidamente de la Declaración Jurada nº 1929 tiene una multa de 10 Unidades Tributarias Anuales (UTA), que aumenta con cada mes de retraso, con tope de 100 UTA (cada UTA corresponde, y basándonos en el mes de agosto de 2017, a $559.200 CLP). Además, se puede presumir que las inversiones en el extranjero constituyen retiros de especies o cantidades representativas de desembolsos de dinero que no deben imputarse al valor o costo de los bienes del activo y se le aplicará, por ende, un impuesto de un 40% (salvo que el contribuyente pueda acreditar lo contrario). Y, sin contar todo esto, el SII puede fiscalizar por fraude tributario o declaración maliciosamente falsa.

Cualquiera que sea tu razón para tener movimiento de dinero en el extranjero, lo más seguro es que lo hagas con las mejores intenciones y de la mejor forma posible. Para mayor tranquilidad, trabaja con una empresa de transferencia profesional y con buena reputación, que podrá garantizar un buen trabajo, como también declarar tus movimientos, cuando la ley así lo exija.

Chile y el Common Reporting Standard (CRS)

En línea con una estrategia anti elusión y anti evasión de impuestos, a partir de 2017 las empresas financieras tendrán información sobre las cuentas de personas extranjeras en el país, en el marco del cumplimiento con el Common Reporting Standard (CRS): un estándar diseñado por la OCDE (suscrito por Chile en 2015) para generar un sistema de intercambio automático de información entre las instituciones financieras y las autoridades tributarias de los distintos países adscritos (99 países).

Ser parte de este marco permite dar con información que hace bastante tiempo se desea obtener: desde 2018, tal como Chile (a través del SII) enviará esta información al resto de las jurisdicciones participantes, nuestro país también recibirá la misma información de sus pares. Esto permitirá que Chile tendrá información de las jurisdicciones (incluidos los paraísos fiscales), las que comunicarán sobre las personas y empresas chilenas que tienen inversiones fuera del país, para efectuar los procesos de fiscalización que permitan el oportuno pago de los impuestos.

¿Qué significa esto? Que tanto los movimientos efectuados por extranjeros en el país como de chilenos en el exterior estarán aún más en la mira, y bajo fiscalización, por parte de las autoridades tributarias.

El impuesto por donación

Primero que todo, debes saber que una donación es la operación por la que un donante en vida transfiere a un donatario de forma gratuita un bien o dinero. Detrás de cada donación hay un contrato civil regulado que genera obligaciones fiscales para el donatario.

Unas de ellas es el pago de impuestos. En Chile, y según la Ley nº 16.271 de Impuesto a las Herencias, Asignaciones y Donaciones, el que está obligado al pago del impuesto es el donatario (quien recibe la donación), aunque si el donante (quien da la donación) lo desea, puede pagar la totalidad de los impuestos. El monto a pagar dependerá del valor líquido de cada asignación o donación, y según una tabla progresiva que va del 1% al 25%.

Para realizarlo, el donatario debe determinar el impuesto, presentar por escrito los detalles en el Departamento Jurídico del SII y solicitar –también por escrito– que este organismo emita un giro por el total del impuesto a las donaciones que éste debe pagar. Ahora, para valorar los bienes situados en el extranjero que serán donados, y que también pagan impuestos, estos se calcularán según el avalúo legal correspondiente.

Eso sí: en el caso que recibas dinero en vida por parte de tu cónyuge, ascendientes legítimos, padre o madre, hijos y descendientes legítimos de ellos, tendrás que pagar impuesto, pero con una condonación de 5 Unidades Tributarias Anuales (UTA).

Preguntas frecuentes

Was this content helpful to you? No  Yes

Ask an Expert

You are about to post a question on finder.com:

  • Do not enter personal information (eg. surname, phone number, bank details) as your question will be made public
  • finder.com is a financial comparison and information service, not a bank or product provider
  • We cannot provide you with personal advice or recommendations
  • Your answer might already be waiting – check previous questions below to see if yours has already been asked

Finder.com provides guides and information on a range of products and services. Because our content is not financial advice, we suggest talking with a professional before you make any decision.

By submitting your comment or question, you agree to our Privacy Policy and Terms.

Questions and responses on finder.com are not provided, paid for or otherwise endorsed by any bank or brand. These banks and brands are not responsible for ensuring that comments are answered or accurate.
Go to site